DGNB
Distritos Urbanos.

Distritos Urbanos.

Este sistema también cumple con la filosofía DGNB básica y toma los siguientes campos en cuenta: calidad ambiental, calidad económica, calidad sociocultural y funcional, calidad técnica y calidad de procesos. La calidad del sitio está integrada aquí como un criterio para la evaluación. Y, por supuesto, se pone énfasis en que la certificación de los distritos urbanos sea práctica.

En su ámbito de aplicación, el nuevo régimen cubre todos los temas relevantes en la construcción sostenible: de la estructura de un distrito a la proporción de espacios abiertos, la flexibilidad de ocupación, movilidad sostenible, aspectos de mantenimiento, administración y limpieza. Una evaluación del ciclo de vida también se lleva a cabo en los distritos de la ciudad de la misma manera que se hace en el sistema de evaluación de los edificios.

La evaluación se centra en las áreas entre edificios en un distrito, tales como aceras, carriles bici, calles y espacios verdes. Además, los conceptos primordiales también se tienen en cuenta, por ejemplo: energía, agua y residuos.

Las condiciones básicas para el desarrollo de edificios en el distrito desempeñan un papel importante. Los edificios en sí mismos no tienen que ser certificados para la certificación del distrito. Debido a que los distritos urbanos se desarrollan en un marco de tiempo prolongado y en varias fases, un pre-certificado y un certificado pueden ser otorgados de acuerdo con la filosofía de DGNB.

Sin embargo, en este caso se otorgan dos tipos de certificados en función de la duración de la fase de construcción. El primer certificado, que tiene un plazo de cinco años, puede ser concedido cuando el 75 por ciento de las conexiones de servicios públicos se han completado. El segundo es de duración ilimitada y se otorga cuando el 75 por ciento de los edificios se han completado.